Amado Dios, por favor permíteme alcanzar mis metas.

Amado Dios, hoy me presento ante Ti a elevar esta oración que nace desde mi corazón, pues confió en tu bondad y sé que mi suplica será escuchada. Tú me conoces desde siempre y también conoces mis problemas, mis ilusiones, mis grandes anhelos y mis necesidades. Hoy más que nunca necesito tu ayuda y tu bendición.




Te suplico que camines a mi lado y me des fuerza y sabiduría para avanzar firme por el camino de la vida y poder convertir todos mis sueños en hermosa realidad. Por favor permíteme alcanzar aquellas metas que tanto anhelo.

Señor, te pido que me permitas alcanzar paz y bienestar, para poder brindar una vida plena y feliz a mi familia y a todas las personas que amo.


Por favor, en cada nueva mañana lléname de vigor para cumplir con mis obligaciones, de sabiduría para hacerlo de la mejor manera y de amor y humildad, que son los valores que engrandecen cualquier triunfo.

Amado Dios, cada día trabajaré por alcanzar mis metas y sin importar las circunstancias seguiré firme y adelante, pues buenas cosas vienen para aquellos que creen, cosas mejores para aquellos que son pacientes, pero las mejores cosas vienen para aquellos que nunca se rinden.



Hoy pongo mi destino en tus amorosas manos. Lo entrego completamente a Ti y voy a vivir cada día lleno de dicha y esperanza, en tu hermosa paz y refugio.

Tú sabes lo que es mejor para mi vida, por favor orienta mis pasos y guíame por senderos de éxito, plenitud y prosperidad, aleja el enemigo mal intencionado y por favor líbrame de todo mal.

Padre celestial, termino esta oración con la alegría de saber que Tú has escuchado mi suplica y que muy pronto de Ti recibiré una respuesta; que hoy y siempre se haga tu voluntad en mi vida, Amén.


Hacer esta oración con amor y mucha fe, te permitirá acercarte a Dios para pedirle que te permita alcanzar esa gran meta por la cual te has esforzado y has anhelado durante tanto tiempo. Confía, Dios cumplirá su palabra en tu vida.




Amado Dios, por favor escucha mi oración y ayúdame a alcanzar mis anhelos y propósitos por los cuales tanto te he clamado.