Hermosa oración para el viernes 1 de septiembre.

Amado Dios de infinita bondad, hoy empieza un nuevo mes que sin duda vendrá lleno de alegrías, tal vez pruebas, momentos de regocijo y momentos de crecimiento. Lo importante es que si Tú estás a mi lado, cada día de este nuevo mes será un gran día, pues donde Tú estás, amado Señor, nunca hace falta nada.




Señor, pongo en tus manos este nuevo mes de septiembre. Tú mejor que nadie conoces mis ilusiones, mis anhelos y también mis problemas. Tú conoces lo que es mejor para mi vida y por eso confío en ti y acepto cada uno de tus planes. Por favor guíame por senderos de bendición y prosperidad y que cada día se haga tu maravillosa voluntad.

Y si en algún día de este nuevo mes las cosas no salieran como yo espero, dame la fuerza y la sabiduría para aceptar que siempre habrá un nuevo día, lleno de ilusión y esperanza y haz que el sol de cada amanecer despeje las dudas y los miedos, conviértete en mi espada, mi refugio, mi roca segura.

Te pido Señor que bendigas y seas tú manifestándote en cada una de las tareas de mi cotidianidad. Ilumíname con tu luz y tu sabiduría, dame valor para superar los retos de cada día, conciencia para vivir bajo tus mandatos y enseñanzas, amor para avanzar feliz por mi vida y recuérdame cada día que soy tu hijo y así poder alcanzar en tu nombre mis más grandes anhelos y metas.

Te pido también mi señor que en este nuevo mes entres a mi hogar y lo bendigas. Protege por favor a mi familia y a las personas que amo, bendice los alimentos de nuestra mesa, ayúdanos a vivir llenos de amor, paz y comprensión y líbranos siempre de todo mal.

Es en Ti señor donde está mi vida y mis más grandes anhelos. Que en este nuevo mes todo se haga bajo tu maravillosa voluntad y tu tiempo perfecto, permítenos tener días llenos de dicha, paz y tranquilidad, Amén.


Hacer esta oración con amor y fe, te permitirá acercarte a Dios y pedirle su guía, su protección y su bendición en este nuevo mes de septiembre. Confía, Dios es bueno y bondadoso y Él siempre cumplirá su palabra en tu vida.


Vive con optimismo y esperanza, pues si los menos pasados han sido de esfuerzos y luchas, septiembre será un mes de triunfos y recompensas.