7 cosas que Dios quiere que recuerdes.

Hay momentos en que pareciera que el mundo se viene abajo y nuestra mente y nuestra fe se llena de dudas. Cuando eso suceda, hay 7 cosas que Dios quiere que recuerdes. Confía, Dios te ama y quiere verte bien y aunque hoy tengas dudas y tristezas, creen en ti y sigue adelante, pues el mundo está lleno de oportunidades.




1. Nunca estás solo: Acércate a Dios y pídele que te abrace con su paz y su maravilloso amor. Pon en sus manos tus preocupaciones, tus cargas, tus temores y tu ansiedad y Él llenara tu vida de certezas y bendiciones.

2. Un día vas a comprender que todo lo que Dios permitió en tu vida tuvo un propósito: Es posible que ahora tengas dudas, pero confía, pronto te darás cuenta que los planes de Dios siempre son mejores que los tuyos.

3. Mientras más fuertes sean tus pruebas más grandes serán tus triunfos: Haz que tus ganas de cumplir tus sueños y metas sean más grandes que las pruebas. Sé valiente y avanza con determinación, pues Dios camina a tu lado y te da la fuerza que necesitas para seguir adelante.



4. Cuando sientas que no puedes seguir adelante, inténtalo una vez más: Puedes estar muy cerca de lograrlo, recuerda que Dios está contigo.

5. Tropezarás pero nunca caerás porque Dios te sostiene con su mano: Si te caes siete veces, levántate ocho. Tu fe y tus ganas de salir adelante te conducirán al triunfo.

6. La voz de Dios muchas veces se hace oír de maneras inesperadas, en la naturaleza, en la voz de las personas que amamos, en un pensamiento repentino o en una señal divina. No pierdas la fe, mantente atento, pues Dios tiene una respuesta para cada pregunta.

7. Y lo más importante, nunca pierdas la fe: Recuerda que es justo cuando la noche se pone más oscura que esta próximo el amanecer. En la vida habrá algunas pruebas, pero Dios siempre está contigo, guiándote por sendas de dicha, plenitud y prosperidad. Confía, llénate de valor y avanza un paso más. Toda lo que siembras hoy, pronto has de cosechar en abundancia.


Hay muchas cosas importantes para recordar, pero la mas importante es el amor infinito que tiene Dios para ti. Vive con ilusión y confianza, pues cada nuevo amanecer será más bendecido y hay una promesa: lo mejor aún está por llegar.




Que en tu vida haya; por cada tormenta un arcoíris, por cada lagrima una bella sonrisa y por cada oración una enorme bendición, amén.