Oración por los enfermos de cáncer.

Amado Dios, en este nuevo día me acerco hasta ti con una petición muy especial y con la certeza de que mis clamores serán escuchados.





Padre celestial, que no conoces de imposibles, hoy lleno de fe elevo una oración ante ti para pedir por todos los enfermos de cáncer (si existe alguna persona por la cual quiera realizar esta oración, mencione también su nombre), pues ellos necesitan de tu sanación.

Te pido cures cada una de las células enfermas de aquellos que padecen esta enfermedad, que seas Tú rompiendo las cadenas de este padecimiento que ata a mis hermanos, los liberes y vuelvas sanos y salvos, todo en tu poderoso nombre Señor.

Dale fuerza a aquellos que con valor han decidido recorrer con valor el camino de la sanación. Acompáñalos en sus terapias, cúbrelos con tu manto y haz que no pierdan la fe, pues la fe es el origen de las sanaciones monumentales.

También te pido Señor por las familias de quienes hoy padecen esta enfermedad. Cólmalos con paciencia, comprensión y sapiencia. Dales la entereza para afrontar esta lucha con sus seres queridos, la fuerza para seguir siempre adelante y la sabiduría para tener la palabra precisa, o el abrazo indicado, todo en el momento correcto.

Padre de bondad, para ti no existe enfermedad que no puedas resolver o curar, para ti no hay imposibles. Por eso te pido que des la sanidad a todos aquellos que hoy padecen cáncer, acompáñalos en sus momentos de dolor y permanece junto a ellos, incluso si por alguna razón llegarán a perder la fe.

Bendice también Señor, con inteligencia y sabiduría a todos aquellos que hoy buscan la cura para esta enfermedad.

Porque tu amor y tu bondad no conocen límites y porque todo aquel que se acerca a ti con fe obtiene respuesta, te doy gracias Señor. Gracias por el don de la salud, que nos brindas a mí y a los que amo y gracias por que aquellos que hoy padecen de enfermedad, muy pronto serán salvos. Que hoy y siempre se haga tu perfecta voluntad. Amén.


Hacer esta oración con fe permitirá que aquellos que atraviesan por el sendero de recuperación de esta enfermedad puedan tener mas fuerza, paciencia y voluntad de salir adelante. Esperamos que puedas percibir la obra de esta oración milagrosa en la vida de aquellos que amas.


Confía, el amor de Dios es la cura que alivia cualquier enfermedad. Ten fe y pídele a Dios por tu salud y la salud de todo aquel que necesite sanación.