La oración que podría mejorar tu matrimonio para siempre.

Amado Dios, hoy, lleno de alegría y humildad, me presento ante Ti para agradecer todas las bendiciones que nos brindas a mí y a la persona con la cual decidí unir mi vida, y comprendo que los desentendimientos y malos momentos son solo para aprender a conocernos más, respetarnos más y valorarnos más el uno al otro y así fortalecer los cimientos de esta unión que Tú un día bendeciste.




Señor, hoy ante Ti ponemos la sagrada unión de nuestro matrimonio y te pedimos que seas su protector.

No permitas que haya maldad, evita las discusiones, cólmanos cada día de entendimiento y haz que en nuestros corazones reinen la paz, el amor, la lealtad y la buena comunicación con nuestra familia. Tus bendiciones no permitirán jamás que habite rencor en nuestros corazones y haz que al final de cada día reine entre nosotros el bello amor de esposos.

Estamos juntos bajo tu designio y felizmente recibimos cada una de tus bendiciones. Permite también que cada día crezca el amor entre todas las personas que nos rodean.

Nuestro amor y felicidad será también para Ti, así como te recibimos en nuestras vidas por favor entra también a nuestro hogar y bendícelo, bendice esta relación que con tanto amor hemos construido y en la que hemos superando juntos cada obstáculo que hemos encontrado en el camino.

Párrafo para matrimonios con hijos: Haz señor de nuestras vidas tu voluntad y de nuestros hijos los mejores. Enséñanos a educarlos con amor y entendimiento y danos la sabiduría para guiarlos por el camino de tu santa palabra, para que sientan el orgullo de servirte en la tierra y la dicha de contar con tu compañía constante.

Señor, en Ti está mi fortaleza, es maravilloso contar con otro excelente día de vida para darte amor y darte las gracias por escuchar mis oraciones y brindarme la paz de cada día, Amén.


Hacer esta bella oración te permitirá acercarte a Dios para pedirle que sea el amoroso guardián, salvador y proveedor de tu matrimonio para que en tu relación florezca la lealtad, la alegría, el bienestar y su sublime bendición.


Amado Dios, por favor muéstranos tu plan y lo que esperas de nosotros; estaremos juntos por amor, por tu voluntad, para florecer y dar hermoso fruto, Amén.