Oración para conseguir un buen empleo.

Amado Dios, hoy me presento ante Ti con una petición que nace desde lo mas profundo de mi corazón: por favor guía mis pasos y dame la dicha de encontrar un buen empleo, pues en estos momentos de preocupación solo Tú puedes salvarme.





Señor, por favor dame la dicha de poder conseguir un empleo en el que me dignifique, por medio del cual pueda obtener el dinero necesario para mantener a la hermosa familia que Tú me regalaste y hacer que no le falte nada. Permíteme conservarlo y que a través de él pueda progresar, saldar mis deudas y vivir una vida en calma y tranquilidad.

A ti encomiendo mis miedos y preocupaciones económicas y laborales; oriéntame en el esfuerzo diario de buscar trabajo, y bendíceme haciéndome conseguir un empleo honesto, digno y estable.

Padre celestial, por favor rodea mi vida con el hermoso brillo de tu luz, alumbra mi camino, ilumina mi mente, disciplina mis fuerzas para el estudio y trabajo y toca el corazón de aquellos que pueden ofrecerme un empleo. Ayúdame profesional y laboralmente a sobrellevar el momento que estoy atravesando.

Padre, ten presentes mis suplicas y ayúdame a superar las entrevistas de trabajo, exámenes y pruebas, todo bajo tu amorosa guía.

Te agradezco Señor, por ayudarme y bendecirme en esta búsqueda, por alejar de mí el temor y el orgullo. Gracias también amado Dios por darme el preciado don de la salud y la vida, dejarme progresar, y tener un techo donde resguardar mi sueño.

Te agradezco Señor por darme fuerzas cada mañana al despertar para empezar cada nuevo día lleno de fe y optimismo.

Gracias padre amado, creador del cielo y la tierra porque riges este mundo con justicia y bondad, gracias señor por derramar tus bendiciones en mi vida y porque sé que serás Tú escuchando mi oración y dándome hermosas respuestas, Amén.


Esta oración te acercará a Dios para poner en sus manos tus necesidades y anhelos, y para pedirle que guié tus pasos en el camino de obtener un empleo. Confía, Dios te ama y el será concediéndote las peticiones de tu corazón.


Vive con alegría y esperanza, pues Dios siempre escucha tu oración y el moverá todo a tu favor.